jueves, 15 de marzo de 2012

Las sociedades blancas

Si juega Higuaín

El Real Madrid busca mayor profundidad por las bandas, creando superioridades en zonas laterales gracias a la calidad en espacios reducidos de Marcelo, Cristiano y el media punta que busca ese 3x2 en banda, normalmente Kaká. Para tener alternativas y buscar cambios de orientación al lado débil, Alonso hace de "hombre libre" por detrás de la primera sociedad y el delantero por delante.

Para jugar de esta forma determinada, es imprescindible un jugador como Kaká para hacer el apoyo en la dirección del balón y que Ozil juegue en banda marcando los tiempos con el balón. Además, en este sistema dinámico, Granero podría tener más posibilidades que Khedira en fase ofensiva para dar velocidad a la circulación.

Si juega Benzema

El Real Madrid gana en asociación de tres cuartos de campo para arriba. El francés tiene capacidad para organizar el ataque de espaldas a la portería, facilitando los pases verticales y los movimientos desde atrás. Esa capacidad para marcar diferencias en pocos metros cuadrados, habilita la ruptura desde 2º línea de jugadores como Khedira. Además, la facilidad para encontrar zonas de ataque muy próximas a portería hace que un organizador por delante de Alonso no se antoje tan indispensable. Con Karim, el medio centro alemán adelanta a Granero en la escala de importancia porque ante el posible embudo por dentro, él rompe bien partiendo desde atrás.

Además, Karim te ofrece la posibilidad de crear superioridades en banda sin necesidad de que el media punta vaya al apoyo de balón. Ese movimiento de arrastre de los centrales genera espacios que pueden ser aprovechados en la carrera por jugadores como Di María, Ozil, Kaká o Khedira.

Media punta por dentro y por fuera

Jugando con Karim Benzema de delantero centro, Mourinho ya ha probado alguna vez la opción de jugar con Di María por dentro. Las razones bien pueden ser, su calidad en el desplazamiento largo (triangulaciones cortas con Benzema, toque rápido a Di María y balón a lado débil), pero sobre todo su velocidad para romper al espacio, ya sea en carrera o incluso en conducción aprovechando los espacios que genera Benzema con sus caídas a banda. En fase defensiva, ofrece más fiabilidad por su capacidad para jugar de interior o de hacer marca férrea al medio centro del equipo rival.

Si Higuaín juega de delantero centro, Di María juega siempre por fuera. El 'pipa' tiene capacidad para alargar la defensa rival mediante desmarques constantes de ruptura y pocas veces sale de la zona central lo que genera "aclarados" para que el argentino bata líneas en conducción.

Con el argentino en el campo, también gana enteros Khedira; su conducción y dribbling es capaz de atraer  a muchos jugadores y como ésta es normalmente en diagonal, se lleva consigo a jugadores de la zona central. El movimiento de los compañeros en ruptura ha facilitado a Di María dar una cantidad de asistencias inusual para un jugador de sus características.


No hay comentarios:

Publicar un comentario